martes, 22 de junio de 2010

ARBOLES OXIDADOS


Otoñales arboles oxidados
entumecidos de nostalgias y letanías dormidas
de puntos suspensivos entre hojas
y largos inviernos y últimos otoños
junto a ellos caducan muchas cosas
las acuarelas esperan los mañanas constantes
para pintar tenues brisas
el viento tiene mi nombre que cada diciembre
lo grita en silencios quietos
se que en sus cuerpos hay mas otoños pendientes
que simulan muecas y que desearían abrazarse a las ultimas
silabas del frió
juegan los crepúsculos a las escondidas
en esta estación hay un olor a viento
corrugados parpadean cuando van a morir de pie
se resquebrajan cuando han quedado descocidas sus hojas
el tiempo los arrastra entonces ya no es la lluvia
que los moja sino las lágrimas
ya no hay escusas para abandonar el silencio
cuando el gris octubre se canse abran otoños frecuentes
que coleccionen preguntas.


LEDESKA
DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada