lunes, 28 de junio de 2010

DOMINGO DE ALAMOS


Busco en mis bolsillos sombríos
un domingo de álamos talados
cuantos soles de otoños me perdí
dolidas las hojas caen esperando
alcanzar los septiembres fríos
frutos silvestres se desprenden olvidados
en tiempos de lluvias
no puede demorar las migajas del otoño
mis días están llenos de palabras y remolinos de amnesias
traídos por el viento
encojidos y ajados como libros desgarrados
los álamos van deshilachando vidas
se ven anónimos y sensatos entre las cosas revueltas
en otoñales semanas todo es desteñido
me abrigo al murmullo del sol
aroma húmedo de acuarelas y de caducas estaciones.


LEDESKA
DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada