jueves, 17 de junio de 2010

SE DETUBO EN UNA TARDE EL OTOÑO


Acuarelas anaranjadas de las tardes sobre los girasoles
se detuvo en una tarde el otoño y en la lluvia perdí el amor
hay muchos trenes despidiendo añorosos sentimientos
y hubo una locura parpadeante que no permitio entrelazar
los relojes de tu tiempo y mi distancia
acaricio el silbido del viento y mi rostro espera
que el pasado me hable de ti
olvido mis razones de amarte en otoño
y solo escucho los alaridos de los perros con frió
anónimo te amo y llorando te recito versos
teje en mi piel las hojas que nos animan al atardecer
porque en mi memoria hay muchas ausencias
y solo se recordarte en días de frió
cuando los pájaros corren
el mañana en tiempos de ayer se esconde.


LEDESKA
DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada