martes, 14 de septiembre de 2010

EN LOS RIELES SIEMPRE QUEDAN HOJAS


Destiladas lluvias de amaneceres
revolotean mis perezas
cuando quiero una larga pausa
a mis otoños
se endulzan las ciruelas
y se descocen bastas de vestidos usados
se hicieron añejas las telas con botones de soledad
se desprendieron todos los paseos
con las aceras ahora polvorientas
se acostaron las canciones
y humearon las sopas vacías
resbalan higos y naranjas con azúcar
mis días atarantados de los ajos que comienzan a crecer
se acumulan tejados con vientos
embarrados de otoños
los rastrojos siempre se ocultan tras las puertas
en los rieles siempre quedan hojas.


LEDESKA
DERECHOS RESERVADOS.

4 comentarios:

  1. Me encanta de veras como describes los otoños, como engalanas de ocres los versos.

    Un besote grande amiga.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gusta mucho esta serie de "Otoño"
    La musa del otoño está contigo, aprovéchala y sigue deleitándonos con las palabras que te susurra en silencio, al oído.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. en los rieles siempre quedan hojas, y en los otoños siempre quedan soles que nos alumbran el rostro y el alma.

    Me ha gustado leer tu poema mucho

    Un Beo

    ResponderEliminar